25.2.13

El guardián entre el centeno - J. D. Salinger

Todos deberíamos tener un amigo como Holden Caulfield. El protagonista de este clásico moderno, publicado en 1951, se caracteriza por su inconformismo, rebeldía y particular visión del mundo. Con ojo crítico, analiza la falsedad que envuelve todas las esferas de la sociedad. A veces acepta a regañadientes las convenciones sociales, en otras tantas su indignación le impide actuar tal y como se esperaría de él. No es sectario en cuanto a sus juicios, siendo implacable con su propia familia, compañeros de estudios, profesores, chicas y cualquier persona con la que se tope. Destapa el sinsentido que supone hacer algo que en realidad no quieres, recordándonos que el mundo es más un lugar de mentiras y sombras que de verdades y luces, y que pululamos por un decorado en el que nos esforzamos por representar nuestro papel, un papel que en ocasiones, ni nosotros conseguimos creernos.

"Me paso la vida diciendo "encantado de haberte conocido" a personas que no me encanta nada conocer. Pero si quieres seguir vivo, tienes que decir esas cosas."
Acompañaremos a Holden en sus aventuras desde que le notifican su expulsión del colegio hasta que llega a su casa en Nueva York. El camino estará lleno de las múltiples reflexiones que brotan de la mente del joven, abarcando una amplia gama de temas, entre los que se encuentran algunos tan controvertidos como la muerte, las drogas, el sexo o la homosexualidad. A la par que avanza la historia, iremos conociendo mejor y descubriendo detalles de la vida de nuestro protagonista que nos contará en primera persona recuerdos y anécdotas que configuran su memoria y de las que emanan las razones del porqué de su peculiar pensamiento sobre cada asunto. El lector irá dibujando paulatinamente las circunstancias y el contexto en el que se mueve Holden con la información que a cuentagotas se le va proporcionando, no llegando a completar el cuadro hasta el final.
"Nada era diferente. Lo único diferente eras tú."
La escritura de Salinger no entiende de adornos ni tabúes. Expresa con una total libertad cualquier pensamiento con independencia del asunto de que se trate, huyendo de los revestimientos o sensiblerías, cayendo en lo ofensivo e incluso obsceno. Destaca de la novela la característica forma de hablar de Holden, vulgar, repetitiva y directa, pudiendo ser un fastidio para el lector al que le cuesta acostumbrarse a esta inusual narración.
"Si la chica está guapa cuando llega, ¿a quién le importa que llegue tarde? A nadie."
Con continuas referencias literarias, el título de la obra es una muestra más de ello. Basándose en un poema de Robert Burns, Salinger teje en forma de sueño contado por Holden, una de las escenas más bonitas de la novela, en la que descubriremos el sentido de El guardián entre el centeno.
"Tiene gracia. Sólo tienes que decir algo que no se entienda para que todos hagan prácticamente lo que quieras que hagan."
El final nos da una lección magistral sobre la importancia que tiene cada vivencia que nos ocurre, configurándonos primero, transformándose posteriormente en experiencia y más adelante en nostalgia.

Una novela que todo el mundo debería leer pues no dejará a nadie indiferente. Capaz de remover conciencias y de mantenerse de actualidad más de 60 años después de su publicación. Contiene una cantidad considerable de citas notables. No está garantizado que guste, pero sí su incitación a la reflexión.

8 comentarios:

  1. Este me lo llevo, porque, después de "Algún día este dolor será útil, el libro es de lectura obligada. Buena reseña.

    ResponderEliminar
  2. Un clásico pendiente que todavía no sé por qué no he leído, porque lo tengo en la estantería desde hace mucho y siempre he oido hablar bien de él. Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo leí en la facultad- lectura obligatoria en al asignatura de Literatura americana- y este año tengo intención de hacer una relectura. Mi percepción seguro que será algo diferente...
    Besos,

    ResponderEliminar
  4. Yo lo leí hace algunos años y cuando terminé estaba tan desconcertada con un libro que tan famoso y rompedor fue en Estados Unidos que decidí leerlo una segunda vez, pero reconozco que mi conclusión sobre el libro no se acerca demasiado a los que consideran esta historia una obra maestra.
    Me decepcionó profundamente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Holaaa!!!
    Pues no me llama mucho pero gracias por la reseña, besotes guapa!!!
    Por cierto te sigooo!!! ;)

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo pendiente desde hace un montón!!
    Además me lo han recomendado varias veces ya...

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Hola!!! Madre mia, hacía años que no oía hablar de este libro. Me lo recomendaron como lectura cuando estaba en la bachiller creo, o puede que antes. Me lo leí super rápido. Yo siempre diré que es el manual del perfecto sociópata.
    Me ha gustado mucho tu reseña

    Little Red Reading Hood
    http://littlered-readinghood.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Los Dioses y el terrorismo
    Los sociopatas se creen dioses.
    Lo que no admiten, es la responsabilidad de la extrema derecha en la aparición del terrorismo y eso se llama complicidad.

    Hacen creer a otros gobierno que la única forma de acumular riquezas, lucro y poder; es con practicas de control de la población de los seres humanos, Genocidio, Guerras, sitios a ciudades, Exclusión por la fuerza de territorios y sus recursos asociados. Aborto obligatorio, Infanticidio, Eugenesia.

    Llegando a su máxima genialidad de control poblacional con el negocio de la salud.
    Reclutando a todo tipo de sociopatas,sicopatas, etc. para darles infraestructura, información, educación (medicos), todo para maximizar las ganancias.
    Si tienes dinero buena suerte si no lo tienes mala suerte.

    Si la mayoría de los indigenas han sido exterminados, entonces en tiempo de crisis, a quienes les aplican la política de control poblacional??????????????

    ResponderEliminar